Tag Archives: zygote quarterly journal

Protección solar y biomimesis

Acaba el verano en el hemisferio norte al menos y de nuevo tórridos meses de calor en España con necesidad de sombra, hidratación y protección. Una vez mas cifras de record a lo largo del planeta con temperaturas extremas en Glasgow, Montreal o el sur de California y con un dato histórico en la costa de Omán donde los 43 ºC permanecieron mas de 24 horas continuadas. Nunca visto. La NASA nos informa que el 2018 (a 3 meses para el 2019) será el 4º mas alto en temperaturas desde la década de 1880. Los 3 años precedentes a este lideran este nefasto hito donde las consecuencias ya bien conocidas (o no?) de esta anomalía climática tiene implicaciones directas en nuestra salud debido al aumento de las radiaciones solares.

Es bien sabido (o no?) que la radiación ultravioleta (UV) presenta 3 rangos o longitudes de onda A, B y C que oscilan entre los 400 y los 100 nanometros (nm). Nuestra dañada atmósfera continua bloqueando por fortuna toda la UV-C, la mas corta y gran parte de la UV-B. La mas dañina es la UV-A y parte de la UV-B (280-400nm), que penetran en nuestra células epiteliales mientras nos “torramos” tumbados en la playas o piscinas. Ya sabemos que cada año se registran mas de 132.000 casos de melanoma y entre 2-3 millones de otros tipos de cáncer según la OMS.

un día soleado cualquiera y como los rayou UV actúan en los organismos.

El cáncer de piel es la forma mas común de cáncer en países como EEUU siendo el melanoma su forma mas peligrosa con mas de 10.000 muertes anuales. El melanoma daña el ADN de las células epiteliales provocando mutaciones que se proliferan en la formación de tumores malignos. Para evitar estos problemas empleamos desde hace décadas protectores solares de 3 tipos: filtros químicos, filtros físicos o una mezcla de ambas. Los protectores químicos emplean moléculas orgánicas que absorben los UV dañinos disipándolos en forma de calor. El protector físico, dispersa la luz mediante minerales inorgánicos como el dióxido de titanio. Esos productos mantienen un sector que mueve solo en los EEUU cerca de 2.000 millones de dólares. Pero las cremas solares tiene sustancias no deseables que sabemos (o no?) desde hace años pero que recientemente hemos constatado de un modo holístico. Sustancias como la oxibenzona o benzofenona y parece encontrarse en la practica totalidad de estas cremas. Estas sustancias son también dañinas para los organismos marinos pues no son biodegradables y permanecen de un modo persistente en los ecosistemas. Además son lipofílicas (que se combinan con la grasa de los tejodos) y por tanto se acumulan en peces, mamíferos como los delfines y en aves. Ahora además sabemos que interrumpen la simbiosis en los arrecifes de coral afectando a las algas y a la propia estructura calcárea. Esto puede resultar crítico debido a los colosales servicios ecosistemicos proporcionados por los arrecifes, entre los que se encuentran, por ejemplo dar refugio a 1/4 de las pesquerías y otra fauna marina. Nada vaya…

primeros diseños publicitarios de protección solar en los años 50

Los corales son organismos especiales. Son un ejemplo simbiótico mágico entre un alga y un antozoo, un invertebrado del filum Cnidario al que pertenecen las medusas, anémonas y otros hidroideos. Este proporciona sustrato mediante carbonato calcico, limo que actúa como cemento para el alga y esta mediante la fotosíntesis la energía que necesitan.  Las algas conocidas como zooxantelas otorgan los azúcares necesarios para el combustible del coral (hasta un 90%!). Los nitratos y fosfatos de los residuos del coral completan el ecosistema de esta relación que mediante la transformación de la energía solar se transforma en una genial construcción masiva bajo el agua. Esta estrategia funciona desde hace millones de años como lo demuestra la Gran Barrera de Coral Australiana visible desde el espacio.

Exoesqueletos de dinoflagelados 

Pero los corales son muy sensibles a los cambios ambientales. Apenas variaciones en las temperaturas, la salinidad, la luz o el nitrógeno pueden ocasionar daños irreversibles. Se estima que para las próximas 2 décadas el 90% de estos ecosistemas, verdaderos bosques marinos, estarán en riesgo. El imperativo cambio hacia un modelo de energía renovables reducirá este alarmante riesgo. El blnqueamiento o la acidificación coralina no parecen ser ya sus únicos problemas…

Pero el asunto va mas allá. Recientemente el estado de Hawaii va a prohibir el empleo de las cremas solares que contengan oxibenzona y octixonatos pues tienen evidencias del daño causado a estos y otros organismos marinos. Ironicamente estos amenazados seres parecen tener la llave para paliar los efectos de las sustancias nocivas de las cremas. Los dinoflagelados y otros habitantes marinos producen micosporinas, una especie de aminoacidos en sus exoesqueletos que neutralizan los rayos solares a modo de fotoprotectores. Se conocen una treintena de estos compuestos y prometen ser comercialmente aplicables como alternativas a los peligrosos residuos de las cremas. Son eficaces a espectros entre 310-362 nm de UVA-A y UVA-B, tienen un bajo peso molecular, son hidrosolubles y no se descomponen bajo la luz o el calor y además son antioxidantes.

Hawaii pionera en legislar, comunicar y denunciar la problematica de las cremas solares. 

Se continúan las investigaciones pero todo parece indicar que o se recolecta el material desde el océano (bioutilización), o se cultivan en laboratorio (bioasistencia) o se desarrolla una síntesis completa de los compuestos (biomimesis). La compañia francesa Gelyma comercializa ya Helionori® con contenido en micosporinas procedentes del alga roja Porpyra umbilicalis. La Naturaleza no para de sorprendernos y mientras evoluciona antes los cambios, siempre lo han hecho, y quien sabe si además nos podrán ayudar a ayudarles en el frágil y vasto océano. Ojalá que así sea.

 

Porpyra umbilicalis y la empresa Gelyma que comienza a inspirarse en la fotocaptura biomimética

Amplía este artículo en la maravillosa publicación donde colaboro el Zygote Quarterly Journal 

Advertisements

Leave a comment

Filed under Eventos bioinspiradores, Exploración personal, Los Genios del lugar, Pensamiento sistemico, Recursos

Estrategias invernales

 

post1

Reserva Natural de Grollegrund, Suecia (foto del autor M.Quirós)

El invierno que no hemos tenido al menos en el sur de Europa es real. El cambio climático rompe los ciclos que llevan millones de años proporcionando la previsión dinámica a las estaciones. Estos últimos meses han ocurrido riadas, sequías y olas en el litoral norte peninsular de mas de 9 m ocasionando numerosas catástrofes incluyendo la perdida de vidas humanas. A la espera de los últimos registros, es mas que probable que febrero del 2016 sea el mas caluroso y seco de las últimas décadas. A pesar de la ausencia del invierno, hoy homenajeo a las estrategias naturales relativas al mantenimiento del calor (energía) en las duras condiciones externas.

Ya sea en nuestros hogares o en donde trabajamos, el mantenimiento del frío fuera de nuestros espacios es algo que se agradece. Los organismos salvajes, al caer las temperaturas por debajo de cero, mantener el calor puede llegar a ser una cuestión de vida o muerte. En todo el planeta el mantenimiento óptimo de esta temperatura en los edificios no es solo ya una cuestión económica sino también de salud planetaria. El 52% de los humanos vivimos en ciudades y llegaremos al 70% en las próximas décadas. Desde las urbes lideramos las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) a la par que una demanda enorme de combustibles fósiles. ¿Qué podemos aprender de la naturaleza para mantenernos calientes de manera más eficiente? El coste energético en la Naturaleza es elevado también pero plantas y animales diseñan multitud de estrategias para regular la temperatura y mantenerse calientes gracias a la piel o las plumas, a estructuras vasculares, la orientación del grupo y muchas otras más. La emulación de estas estrategias en los diseños humanos podría ayudar a encontrar nuevas maneras de mantener calientes y confortables nuestros espacios mientras también conservamos energía sin calentar el planeta. Veamos 3 de estas estrategias.

 

Captura de pantalla 2016-02-18 a la(s) 13.48.35

Esquema de la ocupación, demanda de recursos, emisión de gases EI y consumo energético de las ciudades hoy (M.Quirós)

El murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis) alterna condiciones de temperaturas extremas mientras permanece en cuevas o volando a grandes alturas para alimentarse. Si tienes apenas 15 g de peso esto supone un problema. El uso de cámaras infrarrojas térmicas, permitió la identificación de puntos calientes a lo largo de los flancos de su cuerpo ausentes por ejemplo en otras especies como Myotis velifer de hábitos diferentes La hipótesis se basa en posibles adaptaciones para la migración, particularmente en la vascularización que gracias a lo observado por transiluminación de las arterias y las venas perpendiculares al cuerpo en la región proximal alar. Estos “radiadores” ayudan a mantener el equilibrio de calor gracias a la ventana térmica con sangre caliente que disipa energía mientras vuelan en condiciones de calor, pero pudiendo desviar el circuito venoso a a cierta distancia durante el vuelo en el aire más frío a gran altura. Analizando el fluido térmico vascular en otras 122 especies de 15 familias de quirópteros aparecieron sólo en especies de la familia aquí descrita. Las potenciales ideas de aplicación podrían ser en la creación de “puntos calientes vascularizados” en edificios, ordenadores, ropa, sacos de dormir, etc. Brillante para tan minúsculo organismo.

bats1

Tadarida brasiliensis; vascularización e imágenes de infrarojo de los “radiadores” y la Tª alcanzada (autor: Jonathan Reichard).

Captura de pantalla 2016-02-22 a la(s) 18.24.29

Transferencia gradual de temperatura del quiróptero según eleva su vuelo.

El multivariado tamaño y forma del pico de las aves no para de sorprendernos. Ya vimos su influencia en el diseño de los trenes de alta velocidad (post enero 2014) o en la protección con los carpinteros (post dic 2013) pero hay mas. Mucho mas. Ya sabemos a través de un estudio, que los picos más grandes tienden a ser encontrados en ambientes calurosos, mientras que las aves en hábitats más fríos han evolucionado picos más pequeños. La investigación además valida una teoría ecológica de 133 años de edad, llamada regla de Allen, que predice que los apéndices endotérmicos de origen animal como las extremidades, orejas y colas son más pequeños en climas fríos con el fin de reducir al mínimo la pérdida de calor. Estudiadas mas de 200 aves de diversos hábitats y morfologías se vio de modo significativo una correlación entre la longitud del pico y la latitud y la temperatura ambiental. Las especies en climas más fríos mostraban tamaños significativamente más cortos. El tucán toco tiene la capacidad de regular la distribución del calor modificando el flujo de sangre, a modo de un radiador térmico transitorio. Los resultados indican que el pico del tucán es, en relación a su tamaño, una de las mayores ventanas térmicas en el reino animal, rivalizando con las orejas de elefante en su capacidad para irradiar el calor del cuerpo.

billsel tamaño del pico indica el hábitat : mas pequeño = + frio; mayor = + calor

Captura de pantalla 2016-02-15 a la(s) 13.54.12

video de 20 sg de termorregulación del tucán

Finalmente no podemos olvidar al gran maestro en la conservación de la energía, Ursus maritimus, el oso polar, el mayor de los depredadores terrestres con mas de 3 m. de longitud y 800 kilos (algunos ejemplares con 1 tonelada). Sus 37ºC corporales pueden soportar los -50ºC con lo que la retención de calor es vital. Para ello desarrolla numerosos diseños aunque hoy solo veremos el externo. El pelaje de los osos es muy denso, con pelos claros que no blancos con varias longitudes que dispersan la luz, creando un efecto albedo elevado. Cada tallo de pelo es por tanto libre de pigmentos y transparente con un núcleo hueco que dispersa y refleja la luz visible, al igual que sucede con el hielo o la nieve. Se les ven más blancos cuando están limpios y bajo un gran ángulo de la luz solar, especialmente justo después del período de muda (primavera-fin del verano). El color amarillo que a veces se observa procede de los aceites acumulados en su dieta de focas. El denso pelaje basal absorbe y trasmite la luz solar al cuerpo. La piel es oscura y bajo la primera capa otra de 12 cm de grosor absorbe los rayos del sol aumentando la temperatura corporal. Estos colosos permanecen invisibles a las frecuencias del infrarrojo pues están tan bien aislados que su superficie está a la misma temperatura que la nieve. Se detectan pues con luz UV.

polar_bear_sketch

características de la cubierta externa del oso polar (modificado de R.S.Publsh.)

Aunque no es del todo cierto: la emisividad del pelaje en el infrarrojo es también casi igual a la de la nieve por lo que podría ayudar a aislar a los osos mediante la reducción del calor que irradian. (Biomimicry Guild). Por supuesto su elevada ingesta de grasa ayuda en este multifuncional diseño. Algunas de estas características podrían aplicarse a aislamientos altamente eficaces para condiciones de frío extremo; ropa de camuflaje para evitar la detección por infrarrojos; material de ropa de ski y deportes extremos de nieve y supervivencia o para calentadores de agua solares más eficientes. Queda mucho aún para su emulación pero vamos avanzando en el conocimiento.

polarpost

pintura del autor(manuelquiros.com); microfotografía del corte transversal de un cabello de oso polar de 0,1 mm de diámetro; pelos de oso polar de 2,5-15 cm (fotos Bill May)

 

1 Comment

Filed under Eventos bioinspiradores

Nepentes y el superdeslizamiento

myn_JorisvanAlphen_20120914-9373

La estrategia de las plantas carnívoras a la hora de obtener nutrientes ausentes en sus ecosistemas marginales mediante la caza de insectos, aves o incluso micromamíferos era negada y considerada anti-natura por el mismísimo Linneo, gran naturalista del XVIII, por considerar a las plantas seres inferiores, proponiendo tales cualidades a poderes divinos casuales.  En cambio Darwin fascinado por ellas, sabia que eran adaptaciones propias de la evolución. En los ecosistemas donde habitan, zonas pantanosas, ciénagas…, al no existir oxígeno, la materia orgánica no se descompone haciendo imposible la obtención de ciertos nutrientes como las proteínas, base para producción del ADN. Del cuarto de millón de plantas conocidas, tan solo unas 630 especies son carnívoras siendo las mas conocidas las plantas jarro, las dróseras, las utricularias o las atrapamoscas solo por citar algunas. Todas han desarrollado fascinantes mecanismos para atraer a “seres superiores” y así poder sobrevivir. Mediante el color rojo (pigmento antocianina) que simula la carne, o el dulce néctar, irresistible para los animales, estos son atraídos. En el caso de Nepentes, la planta ha modificado alguna de sus hojas (video 4 min) hasta convertirla en un jarro cuyo borde o peristoma posee una estructura capaz de deslizar a cualquier ser por pequeño que sea y posea estructura anti-deslizante alguna, para hacerlo caer al interior donde se añadirán otros mecanismos como las paredes y pelos cerosos que imposibilitan la escapatoria o un líquido enzimatico que digiere poco a poco el cuerpo del animal. Estas sustancias internas son capaces de atravesar los duros exoesqueletos de los insectos o el pelaje y plumaje de mamíferos y aves respectivamente.  Resultan espectaculares la combinación de estrategias para un “ser inferior” de modificación de la forma y función (la hoja realiza mal la función fotosintética),  la propia atracción, la captura, la no escapatoria y finalmente la muerte y metabolismo de la presa.

pitcherplant_diagram

Características básicas de algunas plantas carnívoras |varias fuentes de la RED modificado y traducido por el autor|

Hoy solo veremos una de las partes de tan sofisticado mecanismo que ha inspirado a un equipo de investigación de Harvard a la creación de un nuevo material. El borde o peristomo (peri alrededor; stomo boca) posee células anisótropas en las que la solución acuosa se mantiene por tensión superficial como una fina película que hacer resbalar cualquier material que se pose incluyendo a las hormigas que incluso con sus almohadillas ventosas pierden el control a su paso sobre la superficie…Este mini video (1:30 min) lo deja claro!.

Los científicos del Laboratorio de Aizenberg del Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada Biológicamente de la universidad de Harvard buscaban materiales naturales omnifóbicos, repelentes de todo. El equipo de Harvard diseñó un material capaz de no mezclar cualquier líquido vertido sobre él, una matriz aleatoria de nanofibras. Han llamado a su producto SLIPS (superficie porosa infusionada con liquido resbaloso), y parece repeler todo: sangre, aceite, incluso el hielo que no puede formarse en su superficie. Con apenas un ángulo de inclinación de 2 grados el nuevo material funciona no sólo como auto-limpiable, sino también como auto-reparable con organización propia. Cuando se hacen cortes en la matriz estructural, el líquido llena rápidamente las secciones y el rendimiento de la superficie resbaladiza continúa sin cesar. Por fín parece haber sustituto al dañino teflón, y promete ser útil para una amplia gama de productos biomédicos, industriales como revestimientos de tuberías, superficies públicas de auto-limpieza y aplicaciones para deshielo. Ya se estudian en otros campos como la óptica, sensores y células solares.

SLIPS-scheme1

representación de SLIPS (premio R+D 100 Magazine 2012)/abajo: izda fotografía bajo microscopio electrónico de barrido (SEM) con glóbulos rojos coagulados, riesgo común y potencialmente mortal asociado con el uso de dispositivos médicos implantados; dcha: portaobjetos de vidrio sumergidos en sangre demostrando la eficacia del recubrimiento TLP-tratada a la derecha.

Este nuevo material supera a lo existente y mejora el conocido el efecto Loto (post 31 oct 2013 y mini-video explicativo) que no funciona bien para líquidos orgánicos o complejos, ni tampoco si la superficie está dañada (por ejemplo, rayada) o sujeto a condiciones extremas, pues las gotas tienden a pegarse o hundirse en las texturas en vez de rodar lejos. El material inspirado en la planta de jarra tiene un enfoque fundamentalmente diferente. En lugar de utilizar, nanoestructuras llenas de aire sin rebabas para repeler el agua, como hemos visto, el borde de la jarra crea una capa resbaladiza y el propio fluido se convierte en la superficie repelente. El propio material hace las funciones!. El efecto es similar a cuando un hidroavión se desliza sobre el agua.

Veamos algunos videos interesantes sobre el asunto:  5min de los propios investigadores; TED (17 min) sobre biomimésis extrema, mas aplicaciones desde Harvard y el enlace a la empresa que ya comercializa el material.

Captura de pantalla 2015-10-15 a la(s) 09.38.30

nombre de la empresa que comercializa las propiedades bioinspiradas en Nepentes

De nuevo la naturaleza nos muestra una super-tecnología que hasta ahora era desconocida, con enormes posibilidades de mejorar la vida y creando valor. El propio Linneo, escéptico entonces, ahora se vería igual de maravillado que nosotros. Pero estas plantas que evolucionaron hace 60-125 millones de años (no hay fósiles claros), son muy sensibles a los cambios ambientales. En concreto los desechos agropecuarios y la propia contaminación de las centrales eléctricas convencionales añaden un exceso importante de compuestos nitrogenados que van a parar a las turberas y otras zonas pantanosas causando un exceso de fertilizantes que acaban “quemando” a la planta. Ojalá estos delicados y fabulosos organismos que llevan millones de años diseñando estrategias de supervivencia, continúen haciéndolo para nuestro propio bien común.

Os dejo un interesante artículo sobre el tema, publicado en el número 3 (español) de la prestigiosa Zygote Quarterly Journal donde colaboro.

Leave a comment

Filed under Design, Eventos bioinspiradores, Exploración personal, Investigación Biologica, Los Genios del lugar, Materiales, Plantas, Recursos

Biomimesis, Zygote Q.Journal y M.Quirós

Ya está disponible el último y fabuloso, como siempre, número de la publicación Zygote Quarterly Journal número 12, 3 años de existencia.

Janine Benyus agradece la publicación de un modo muy halagador…

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 11.18.52

En este número los Editores, Norbert, Marjan y Tom valoran muy positivamente la contribución de todos y cada uno de los que hemos participado y aparezco con personajes ilustres como la propia Janine Benyus entre otros muchos…

El placer y el honor es realmente mío por tener la oportunidad de participar en este fantástico proyecto ilusionante con un equipo difícil de superar!…;)  Desde aquí quiero compartirlo con todos vosotros.

MQ_ZQJ

 

Haz click en la imagen y verás…

Leave a comment

Filed under Eventos bioinspiradores, Exploración personal, Metodologia en biomimesis, Personajes, Recursos

Jerarquía en biomimesis

image sketch que muestra niveles jerárquicos de una estructura que emplea del 100% del material al 2% aligerandola, por Ed van Hinte y Adrian Beukers en wired.co.uk

Los residuos son un grave problema económico, social y ambiental en el presente siglo que en algunos casos, como el del plástico acompañara incluso a quienes aún no han nacido durante mucho mas tiempo, demasiado. La Naturaleza nos enseña que el residuo es el recurso de otro organismo y que de este modo se autoregula. Más del 90% del material vegetal caído (animal también) es finalmente descompuesto por bacterias, insectos, sus larvas, gusanos y hongos, que rompen el material devolviéndolo como nutrientes básicos al suelo y al ecosistema en los que todos se benefician. Pura economía colaborativa. Sin su presencia no podríamos dar ni un paso por un bosque pues el hedor de la materia putrefacta nos lo impediría, ya que se acumularía hasta cantidades impensables. El proceso bacteriano y fungico es fascinante, la materia orgánica se transforma en N, O2, C, H que nutrirán el suelo y al resto de los componentes del sistema. Una pequeña porción  de bosque puede albergar 200 especies diferentes de hongos. Las bacterias, difícil de cuantificar. El escarabajo pelotero, uno de esos componentes, es un rápido y eficaz reciclador que lleva durante largas distancias bolas de estiércol diseñadas por el mismo para nutrir a sus larvas y de paso al suelo que habita mediante microorganismos incluidos en dichas bolas. No dejéis de ver este maravilloso video de como trabajan estos coleópteros.

imagesección de  suelo con organismos descomponedores 

Podría este eficaz proceso ser transferido a escala humana?. Una de las claves, hay muchas, es el empleo de un tipo de material, el biológico, en los procesos industriales ya que los problemas de la química de la descomposición ya han sido resueltos por la Naturaleza. Así parece que lo ha entendido el proyecto ABLE “Del cartón al caviar” que en sus ya 12 años de andadura, continúan sus éxitos. La base es la siguiente: el cartón se recolecta de numerosos negocios y se transforma la celulosa en material para los lechos de las camas de los caballos, donde acumulara heces y pelo. Este material una vez se descarta, se aloja en tanques de producción de lombrices que compostan los restos. Los excedentes de lombrices se emplean como alimento vivo para la producción de esturiones que se genera como carne y algunos ejemplares maduraran hasta producir caviar. Cuantos más niveles se imbrican en el proceso, más gente podrá emplear toda la energía del proceso ampliando los beneficios y la resiliencia del proceso.

image

Del cartón al caviar -close loop system- |creación propia|

Pocos son aún los negocios que siguen estos procesos (Kalundborg, Ecover en Mallorca, cerveceras,…) entre otras cosas porque muchos de nuestros materiales son biológicamente inertes debido a la introducción durante su manufactura de enlaces altamente energéticos desarrollados a elevadas temperaturas. Los materiales biológicos han evolucionado para poder ser reciclados y sus moléculas estabilizadas mediante enlaces que son suficientemente resistentes para su cometido específico así como a una temperatura y función mecánica determinada. Por tanto las proteínas de la mayoría de los animales empiezan a mostrar signos de rotura a 45C salvo aquellos que viven en las fumarolas o chimeneas oceánicas, que soportan muy altas temperaturas. Esto viene a decir que menos energía se requiere para digerir el material en los procesos digestivos y por tanto más energía disponible para otros aspectos como la búsqueda de alimento o la reproducción. Los materiales biológicos así como los procesos y las estructuras, son jerárquicos, es decir que se ensamblan desde un nivel molecular hacia otro mas complejo (post up·down). En estos casos las únicas fuerzas disponibles son las intermoleculares, que comparadas con los métodos industriales son muchos más débiles y de menor rango. Los ingenieros o arquitectos se pueden plantear la pregunta de porque es así y cual es el papel. Pero esa no es la cuestión pues los organismos emplean la jerarquía como única via posible para alcanzar estructuras más complejas de un modo intrínseco. Por ejemplo la rigidez o la fortaleza nada tiene que ver con el tamaño de sus componentes individualizados, si no mas bien en las cantidades y en las interacciones entre las fibras o los cristales que lo componen. En cambio en la resistencia a la fractura, especialmente en un material rígido, depende de modo relevante en la forma y el tamaño en cuyo caso las relaciones jerárquicas son significativas. Así areas o capas más blandas que el resto pueden afectar en gran medida al fallo de sus propiedades alargando  en el tiempo o evitando posibles futuras fracturas. Esto lo ha estudiado de modo sobresaliente el Dr Claus Matteck y lo muestra por ejemplo en su publicación Thinking Tools After Nature de fácil comprensión.

la foto

algunas imágenes de triángulos de tensión analizados en la Naturaleza por C.Matteck 

Algunas especies de moluscos bivalvos como Haliotis spp.pueden construir sus conchas protectoras en agua de mar, a bajas temperaturas mediante materiales locales abundantes. Estas conchas llegan a ser 3.000 veces más fuertes que sus componentes que a su vez son 200% más fuertes que nuestros materiales cerámicos más duros de alta tecnología. Estos maestros constructores depositan capas elásticas de material orgánico proteíco entre el carbonato de calcio inorgánico rígido tipo “ladrillo y mortero” a una escala nanometrica que le proporciona una resistencia extraordinarias. Esto sin duda marca un cambio de rumbo en la ingeniería, la arquitectura, o el propio diseño así como en la fabricación de nuevos materiales ya que en un futuro las condiciones ambientales marcarán las decisiones y estos se adaptarán, responderán e incluso evolucionarán en función de un ambiente cambiante, en una mezcla de tecnología, física y biología. Pero esta es una proyección humana. En la naturaleza, no hay “arriba” o “abajo”, y no hay jerarquías. Sólo hay redes que anidan dentro de otras redes. Podeis profundizar mas en la materia una vez más con Tom McGeag que nos ilustra en su reciente artículo sobre las estructuras jerárquicas en la arquitectura, los materiales, la medicina y por supuesto el diseño.

Leave a comment

Filed under Design, Eventos bioinspiradores, Exploración personal, Investigación Biologica, Los Genios del lugar, Materiales, Metodologia en biomimesis, Pensamiento sistemico, Recursos